Make your own free website on Tripod.com








Leonardo Méndez

Juventud venezolana... ¿Apática o miedosa?














Leonardo M. Méndez P.





3erPolo
















leonardo_perez_peq.jpg

 Los liberales inteligentes adoptan la palabra partido como necesaria, como honesta en política.
Los asustadizos la rechazan como peligrosa, y a fuerza de rechazarla, vienen a ser el juguete de los hombres diestros de todos los partidos. 

 

A una multitud tan grande y heterogénea no puede calificársele de apática o miedosa tan fácilmente. Son muchos lo factores que empujan a una persona a no actuar ante una circunstancia especifica. Algunas personas, posiblemente, en son de alborotadores,  para tratar de pescar en río revuelto, han querido hacer ver que la juventud venezolana puede calificársele de alguna de estas dos formas, o de las dos, cosa que dista mucho de la realidad. ¿Intentan así hacernos tomar acciones de calle descontroladas?

 

Los hombres genéticamente no hemos cambiado mucho desde las gestas libertadoras, o más recientemente, desde el derrocamiento del último dictador. Lo único que ha cambiado son las circunstancias, la forma de ver las cosas y analizar los resultados posibles de nuestras acciones. Otrora los jóvenes se veían mas impelidos a realizar acciones de calle, no por su bravura, si no, por que creían realmente que esa era la vía para alcanzar sus objetivos, y sobretodo, creían en las metas que perseguían.

 

Estas acciones tomadas por los jóvenes se daban, sobre todo, en situaciones que pudieran tildarse de puntos de quiebres. Cuando la opresión del régimen era no solo evidente, también era sentida por todos en carne viva. No necesariamente tienen que haber sido golpeados todos los estudiantes, si no, que la situación de represión tiene que observarse como generalizada, y sentir que en cualquier momento el siguiente puede ser uno.

 

Estas razones son bastantes para no tildar a nuestra generación de cobarde o indolente. El pasado reciente de Venezuela nos ha empujado a ello. Los jóvenes venezolanos, y yo puedo ser un ejemplo, nos hemos vuelto algo paranoicos. ¿Quien me garantiza que la desgracia de los estudiantes asesinados por los funcionarios de la Dirección de Inteligencia Militar no fue premeditada para generar una escalada de violencia estudiantil? ¿O que este dándosele, al menos, grandes dosis publicitarias para que así sea? No creo que pensar de esta forma no sea valido, o se este siendo demasiado paranoico, cuando no hace dos años sufrimos un golpe de estado iniciado o justificado, por unos asesinatos por parte de otros grupos de seguridad del Estado.

 

La falta de acción de calle, pero hasta política, como mas abajo ahondare, también tienen su causa en las practicas represivas del gobierno y perseguidoras de la disidencia política. Muchos no quiere que se les tilde de opositores, esperando recibir en un futuro cercano alguna dadiva o prebenda del gobierno. Sin darse cuenta que esta actitud servil y mercantilista, los lleva cada vez más a la perpetuación del actual estado de cosas, el cual todos detestan. Todos quisieran que no tuvieran que ser adulantes y temerosos del gobierno para conseguir no solo favores o rentas del mismo, si no para también, conseguir las cosas mas simples y necesarias como una cedula, pasaporte, cirugía medica, etc.

 

También en la mente de muchos existe un comportamiento que puede tildarse de autista. Prefieren pensar que la cosa no es con ellos, que lo que pasa en la Asamblea, en la calle del sector Kennedy, o en los hospitales, no les afecta, o no les afectara. La corresponsabilidad es un concepto por muy pocos manejado, incluso hasta en casos tan cercanos como la paralización de clases en una universidad, como en Faces de la UC, en la cual hay cerca de 14.000 estudiantes, por solo 8 encapuchados armados con piedras. Ninguno actúa para sacarlos y exponerlos ante la sociedad universitaria con el fin que no sigan repitiéndose estas acciones.

 

Por ultimo quiero impelerlos a analizar correctamente la situación de libertad de expresión y asociación política en el país. Es verdad que en Venezuela se han transgredido gran número de veces los derechos humanos por parte del gobierno. Pero también es verdad que aun existen partidos políticos opositores varios, y gran cantidad de medios de comunicación contrarios al mismo. Esta situación debemos aprovecharla mientras la tengamos, y así tratar de detener la llegada de situaciones peores. Les invito a que se reúnan para tratar de realizar labores políticas alrededor de las ideas y preceptos liberales, si es que comulgan con estas ideas, que para mi son la verdadera y única forma de terminar con Estados como estos. Estados capaces de generarnos estos miedos a la asociación política, que es tan natural y humana como cualquier otra, a la par de otros males como la corrupción incontrolable y los empresarios adeptos al gobiernos que capturan rentas del mismo, a pesar de ser tremendamente ineficientes en la producción.

 

Quiero terminar retomando entonces la cita de Tomas Lander, 1844, extraída del libro de Alberto Mansueti, ¿Que es el liberalismo?:

 

"Los liberales inteligentes adoptan la palabra partido como necesaria, como honesta en política. Los asustadizos la rechazan como peligrosa, y a fuerza de rechazarla, vienen a ser el juguete de los hombres diestros de todos los partidos."

 

A la cual agrego que no podemos quedarnos pacientemente esperando que los actuales políticos estatistas de oficio -pues en buen sentido todos somos políticos- tomen las decisiones que nos regirán la vida, pensando que saben lo que hacen, por que no lo saben.
















3erPolo

proyectosep2005.jpg